La dura critica de Felipe Berríos: “Aquí no hay presencia del Estado, aquí la gente vive en una pandemia constante, en peligro. Están acostumbrados a vivir sin seguridad en la vida”.


“Todas las cosas que se decían en frases, esta pandemia lo ha puesto latente”, dijo el jesuita. También habló de la situación en La Chimba, Antofagasta -región donde se inició cuarentena obligatoria este martes- y precisó que en ese sector hay altos niveles de desempleo y trabajo informal. Berrios lanzó una dura crítica por la ausencia estatal en esta zona: “Aquí no hay presencia del Estado, aquí la gente vive en una pandemia constante, en peligro. Están acostumbrados a vivir sin seguridad en la vida”.

“La pandemia es un paréntesis. El malestar está ahí y ha quedado patente. Esto es una oportunidad para hacer un trabajo en conjunto”. Así respondió el sacerdote Felipe Berrios a la relación de la crisis sanitaria producto del coronavirus con el estallido social del 18 de octubre.

“Todas las cosas que se decían en frases, esta pandemia lo ha puesto latente”, dijo en entrevista con Radio Duna.

El sacerdote también se refirió a la situación en La Chimba en Antofagasta -donde empezó a regir una cuarentena obligatoria la noche del martes- en el contexto de la crisis económica y sanitaria producto del covid-19. “Queremos ayudar al empresario chico, al que tiene el negocio. Puede ser una manera en que el Estado y los privados pueden ayudar”.

En esa línea, el jesuita aprovechó el espacio para lanzar una dura crítica por la ausencia estatal en esta zona. “Aquí no hay presencia del Estado, aquí la gente vive en una pandemia constante, en peligro. Están acostumbrados a vivir sin seguridad en la vida”.

Relató además que en La Chimba hay altos niveles de desempleo y mucho trabajo informal: “Ya hay mucha cesantía. Una de las cosas más fuertes de la pobreza es la informalidad, las medidas que se toman de ayuda, si uno es informal, no hay de donde agarrarse”.

Berrios presta ayuda a la comunidad por medio del Centro de Formación La Chimba, a través de la cual presta servicios como el reparto de mascarillas. Señala además que se está “abriendo la biblioteca una vez a la semana, pero solo alcanzamos a hacer una semana de clases”.


Comentarios