DANIELA SIERRA, COMPAÑERA DE PRESO POLÍTICO MAPUCHE: «REBELARSE ES LO JUSTO” (Audio)




En el Caceroleo Podcast conversamos con Daniela Sierra Soto, compañera de Víctor Llanquileo Pilquimán, preso político mapuche de la cárcel de Angol que se encuentra en huelga de hambre por más de 100 días. Si bien el Machi Celestino Córdova llegó a un acuerdo con el gobierno, aún no hay avances para los 27 huelguistas en Temuco, Angol, Lebu y Mulchén.




Cuando nos da esta entrevista, Daniela Sierra Soto se encuentra con arresto domiciliario total. Fue golpeada y detenida por Carabineros, cuando se encontraba en la intendencia junto a otras familiares de los presos políticos mapuche, esperando la respuesta a una carta enviada hace más de un mes a Piñera y que el intendente se comprometió a gestionar. Pero no lo hizo.

Muy por el contrario, le imputan cinco cargos, que podrían representar en el peor de los casos 16 años de condena. Durante la detención la dejaron alejada de su hija lactante por tres días y ahora se encuentra cumpliendo arresto domiciliario total. Para Daniela, quien también es abogada, “la acusación en mi contra es para debilitar la huelga (…) como también las amenazas contra Rodrigo Curipán (vocero de los PPM de Angol) y Daniel Melinao (vocero)”, expresó.



Los cargos, denuncia, están avalados en pruebas falsas. “A mí se me acusa en esa audiencia con declaraciones de Carabineros, donde ya están de acuerdo para declarar y describir situaciones inexistentes. Yo tengo certeza de qué es lo que hice”, sentenció.
Persecución al mapuche que lucha: la huelga continúa

En el podcast reflexiona sobre la persecución hacia el pueblo mapuche, el sesgo de la justicia hacia los pueblos originarios y hacia quienes luchan. Por eso es enfática en afirmar que existen presos políticos en Chile, a diferencia de lo que han dicho las autoridades de gobierno, y que esta huelga, que busca la aplicación del Convenio 169, ha mermado al pueblo mapuche y chileno.


“Esta huelga ha sido muy dura, muy larga. Hay bastante claridad del petitorio por parte de los huelguistas de Angol. Un petitorio que resulta importante de una manera histórico jurídico y también político, porque solo le está planteando al Estado que cumpla con su obligación de aplicar la ley vigente”, expresó.

En esa línea señaló que “existen mecanismos para que este convenio pueda hacerse carne para con los huelguistas que están en Angol. No requiere de una modificación legal, ni de un nuevo proyecto de ley, solo se requiere que se aplique en consonancia a la ley vigente penitenciaria”.

En ese sentido, agregó que «es falso lo que se plantea desde el gobierno, de que los huelguistas pretenden modificar sentencias judiciales. Esa no es la pretensión ni la solicitud de esta huelga. Lo que se solicita es que el modo de cumplimiento de las resoluciones judiciales ya establecidas sea el que se modifique, y no así la sentencia judicial”, explicó.
El Estado debe cumplir

Los PPM en la cárcel de Angol, en donde se encuentra su compañero Víctor Llanquileo Pilquimán en huelga de hambre por más de 100 días, aún no reciben respuestas contundentes, siendo que la mayoría de ellos están en prisión preventiva y no han sido condenados.



Situación que se contrapone con la realidad que viven los carabineros y civiles detrás de la Operación Huracán, como Álex Smith, y los imputados por el homicidio de Alex Lemún y Camilo Catrillanca que se encuentran cumpliendo en arresto domiciliario.

Para Daniela es “doblemente falso lo que plantea el ministro de Justicia e Interior, Hernán Larraín, cuando dicen que no es posible modificar resoluciones judiciales, si es posible, y es tan posible que ellos lo han hecho infinitas veces con los presos del (Penal) Punta Peuco”.
El Machi levantó la huelga

Finalmente, el gobierno en un comunicado informó que el Machi Celestino Córdova bajó su huelga ya que se llegó a un acuerdo. Respecto de los otros huelguistas indicó que “se facilitará la postulación de personas privadas de libertad de pueblos originarios a Centros de Educación y Trabajo, si así lo solicitan. Así también, se facilitará, a través de la Defensoría Penal Pública, la solicitud de revisión de medidas cautelares”.

Para Daniela Sierra esto no es un avance, ya que estas medidas siempre han existido. «Siempre podrán postular, pero no dice nada”.

Para la abogada defensora de la lucha mapuche, compañera del preso político mapuche Víctor Llanquileo “rebelarse es lo justo y se convierte en una necesidad”, y ante el acecho de los agentes del Estado no teme, más que nada «es cansancio (…) no es tan sorprendente como actúa el tribunal, esta vez es conmigo».

Escucha el podcast, conoce sobre las reflexiones y miradas aquí.

Comentarios