Justicia para Javiera Rojas; NO MÁS FEMINICIDIOS



Conocimos a la Javi por su lucha, que era también la lucha de un pueblo perdido entre las montañas en la comuna de Combarbalá, el pueblo que no existe como dicen, repitiendo un chiste que poco divierte pero se dice cada vez que se nombra. Conocimos a la Javi y junto a ella conocimos al valle y río Cogotí que fluye entre las laderas perdidas de ese norte chico que verdea por donde fluyen sus aguas, la conocimos y junto a ella, conocimos la dignidad de campesinos y campesinas que defendían las tierras de El Durazno, localidad amenazada bajo la lupa siempre inclemente del latifundio pisquero, que bajo el manto de Bauzá pretendía inundar hectáreas de memorias geológicas y biográficas construidas bajo la tutela del cerro Chaguareche, para dejar sus tierras, sus historias, vivencias, afectos y vidas bajo el embalse La Tranca y seguir así expandiendo sus campos uniformes de uva para destilar.

Conocimos a la Javi, que nos abrió las puertas de su casa de ese entonces, y en ella conocimos también de sus dolores, de la partida de su pequeña Florencia, con quien espero y seguro que tantxs esperan también que te hayas encontrado, conocimos al Rodrigo, su ex compa, a la Filomena su perra, conocimos de sus viajes, de la vida en el campamento de Chuquicamata que poco a poco se convirtió en una ciudadela dentro de otra, por tanto conocimos esas caras tan personales que tiene el extractivismo, donde se romantiza el espacio que a la vez te daña.

Durísima paradoja, pues hoy Javi supimos de tu partida, no sólo anticipada, sino por sobre todo cruel, y aunque no sabemos la historia de esas malas urdimbres, si sabemos que están más presentes de lo que quisiéramos y hoy tu nombre cubre la crónica roja que cada día lleva distintos nombres. Hoy sucede que te conocíamos, y sabíamos que como en tantxs, tu apuesta estaba por la vida, por esa vida que tantas veces y de tantas formas nos la arrebatan, pero que de este lado no dejaremos de dignificar y defender. Hasta que se haga justicia Javiera Rojas Veas.

Movimiento por el Agua y los Territorios – MAT y Gaceta Ambiental

Comentarios